La canasta familiar aumentó 25%

La canasta de alimentos y productos de limpieza e higiene se encareció 25 por ciento durante 2012 y prácticamente repitió la suba del año pasado, cuando la variación alcanzó el 24,2 por ciento. El changuito con lo necesario para que una familia de cuatro personas se alimente y se higienice durante un mes alcanzó durante diciembre los 2.291,81 pesos, después de bajar 90 centavos en relación a noviembre, según el relevamiento que realiza La Voz del Interior en cuatro supermercados de Córdoba.

Respecto de diciembre de 2011, se necesitan 457,84 pesos más. La canasta para dos adultos y dos chicos arrancó el año en 1.834 pesos, superó los dos mil pesos en mayo y ya está cerca de los 2.300. Durante el año, el rubro que más subió fue el de los lácteos, impulsado por el queso rallado, que subió 42,4 por ciento, y el cremoso, que aumentó 34,6. Y, a diferencia de otros años, el sector que menos subió fue el de la carne, que quedó “sólo” 20,1 por ciento arriba. La cifra está muy lejos de la registrada en 2010, cuando se disparó 71,1 por ciento.

En general, los incrementos fueron parejos en los distintos rubros: el almacén aumentó 28,1 por ciento; tocador y limpieza, 28,3 y las frutas y verduras, 23,3 por ciento.

La mitad del salario. El aumento salarial promedio para los trabajadores formales de la provincia supera el incremento de la canasta en unos cuatro puntos, sin embargo, el supermercado se lleva casi la mitad (46,6 por ciento) del ingreso promedio. En el tercer trimestre de 2012 (último dato disponible), el salario promedio de un trabajador formal en la provincia de Córdoba se situó en 4.920 pesos, 28,2 por ciento más que el registrado en igual período de 2011. En tanto, si se mira toda la economía –empleo formal e informal– la mejora salarial copia el porcentaje de aumento del supermercado en 2012: 24,9 por ciento.

Comentario:

Es un problema que está afectando a todos los continentes. Hay analistas que dicen que se debe al cambio climático que genera escasez de alimentos; otros aseguran que es una causa de la crisis económica global. Pero el hecho real es que estamos enfrentando un fuerte aumento de los precios y el desplome de las ventas. Eso provoca que la crisis se profundice y se acelere por todo el planeta. ¿Entonces, qué debemos hacer? Primero, reflexionar en todos los excesos que hemos cometido en las últimas décadas y tomar consciencia que hemos realmente exagerado con el consumo de todo tipo de bienes y servicios. Luego empezar a promover el cambio con una nueva economía y educación. Volver a los consumos básicos. Con eso generaremos un nuevo sistema de cooperación y apoyo entre todos que puede solucionar todos los problemas económicos para siempre. Nuestra visión del mundo tiene que cambiar, necesitamos darnos cuenta que la avaricia y querer tener más que los demás, no nos ha llevado a ningún lado y solo nos ha provocado infelicidad.

Los que más subieron. En 2012, la papa fue el producto que más subió, con un 182,42 por ciento. El kilo de esa verdura pasó de 3,04 pesos en diciembre de 2011, a 8,59 pesos ahora. Detrás se ubicó el papel higiénico, con un aumento de 138,25 por ciento. La suba se explica porque el papel más económico de la marca Higienol que este diario relevaba ya no está en las góndolas. Fue reemplazado por otro con más metros, pero también, mucho más caro: el paquete de seis unidades pasó de 7,54 pesos a 17,97 pesos promedio en un año.

Otro producto del que se habló mucho este año fue la yerba. La queja de los productores por el precio que la Secretaría de Comercio Interior estableció derivó en una marcada falta y, por esos días, de una suba del ciento por ciento. En relación a diciembre de 2011, la yerba está 75,8 por ciento más cara. El kilo que antes se vendía en 11,66 pesos, ahora cuesta 20,50.

La harina trepó 71,8 por ciento en 12 meses. El paquete de un kilo pasó de 2,18 pesos a 3,74. Vale aclarar que, en este artículo, ocurre algo similar a lo del papel higiénico: la harina Favorita tres ceros, que es la siempre relevó este diario, no se encuentra fácilmente. En su lugar, los súper venden la cuatro ceros que es más cara.

Desde 2007, cuando el Gobierno intervino el Indec, las subas interanuales de la canasta que releva La Voz del Interior han estado siempre por encima del 20 por ciento. En 2007, la variación fue de 30,9 por ciento; en 2008, de 21,65; en 2009, de 22,3; en 2010 se volvió a disparar hasta el 33,5 por ciento y en 2011, 24,2 por ciento.

Un diciembre tranquilo

Sorpresa. Al contrario de lo que habitualmente sucede, las Fiestas de fin de año no hicieron disparar los precios en los supermercados en diciembre, como sí ocurría años atrás.

En el mes. Esta vez, la canasta para cuatro personas se mantuvo estable, con una caída de apenas 90 centavos entre mes y mes. Los alimentos y productos de higiene y limpieza alcanzaron los 2.291,81 pesos durante diciembre.

Cayeron las verduras. Aunque en el sector de almacén, lácteos y tocador y limpieza hubo subas de entre 3,8 y 7,55%, la verdura hizo mantener estable el ticket total, con una caída de 19%. En el último mes del año bajaron el tomate, la cebolla, la lechuga, la zanahoria y el anco.

Carne. Se sigue llevando la mayor cantidad de plata en el súper, aunque la brecha con el almacén se achica cada vez más. Mientras en diciembre del año pasado el almacén sumaba 483,65 pesos y la carne, 601,45; ahora el primero se lleva 619,68 pesos, mientras que la carne mensual para cuatro personas cuesta 722,20.

42% subió el jamón

Carnes. La canasta que este diario calcula para una familia subió, en el rubro carnes, 20,1%. Sobresale el jamón, con 42%. Pero la costeleta aumentó sólo 9,5% y el pollo, 17,3%.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *