Juntos podemos hacerlo

Comentario:

Cuando intentamos mantenernos juntos, una y otra vez se revelan asuntos de importancia según nuestra percepción que justifican dar la espalda. Esto nos aleja y sin darnos cuenta no pertenecemos más a ese grupo. 

La sensación de lejanía se hace cada vez mas evidente en las relaciones interpersonales con los integrantes de la familia, el trabajo y grupos sociales. 

De hecho los conflictos, problemas en cualquier sociedad deberían tratarse como en la familia: acercarse a dialogar y descubrir la fuerza que nos mantiene juntos, como lo decía la madre Teresa de Calcuta «Yo hago lo que usted no puede y usted hace lo que yo no puedo; juntos podemos hacer grandes cosas». 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *