600 guitarristas tocan «Imagine» en memoria de joven violada en India

Unos 600 guitarristas indios interpretaron la canción de John Lennon «Imagine» en memoria de la estudiante de 23 años fallecida tras ser violada salvajemente por un grupo de hombres en un autobús del transporte público en Nueva Deli. «Hemos elegido esta canción porque habla de esperanza, de paz y de promesas», dijo a la AFP uno de los organizadores del festival de Darjeeling (este) en cuyo marco se produjo el jueves este encuentro.

«El homenaje es un gesto de nuestra parte para mostrar que estamos al lado de la familia de la víctima en este momento de tristeza inimaginable», dijo. Violada por varios hombres y agredida sexualmente con una barra de hierro en el autobús, la estudiante de fisioterapia fue arrojada del vehículo en marcha junto con su novio, con el que pensaba casarse en febrero, a la salida del cine el pasado 16 de diciembre.

El sábado murió en Singapur, donde fue trasladada a causa de sus lesiones graves en el intestino y el cerebro. El salvajismo de este ataque ha provocado una explosión de cólera en la tradicionalmente contenida India contra las agresiones y las violaciones que se cometen con total impunidad en el país.

Comentario:

Todos hemos leído el grado de brutalidad y agresividad que sufrió esta joven en la India.  Muchos no comprendemos cómo es que algunos individuos se muestran más feroces que las bestias salvajes.  Somos muchos los que habitamos el planeta pero mientras haya una sola persona de cualquier raza, género, edad, nivel social, religión, que sufra una ofensa así en algún punto del planeta no podremos alcanzar el nivel de seres humanos al que tenemos derecho.  Todos somos responsables de que existan personas así, pues la indiferencia es una forma de complicidad.  Tenemos que comprender que el separatismo entre los seres humanos, la competitividad de tener más que los demás, que nos han impuesto algunas teorías e instituciones no pueden seguir funcionando en nuestro mundo.  Ahora nuestros patrones de consciencia deben cambiar hacia el amor a nuestros congéneres, la tolerancia, el respeto a la dignidad del otro, y volverlos nuestro estilo de vida. Las crisis en todos los niveles, particularmente en el del valor que le damos a la vida, nos están pidiendo a gritos esta transformación. Todos podemos hacerlo, todos podemos tomar consciencia de que la violencia vive entre nosotros y erradicarla de nuestra mente y nuestro corazón. Todo empieza con el deseo de hacerlo.

Fuente: Kolbi msn

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *