Nuevo dato confirma el derrumbe de la compra y venta de propiedades en la Ciudad

Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires reveló hoy que El relevamiento de actos escriturales de octubre de 2012 tuvo una caída abrupta del orden del 35,8% respecto del nivel de un año atrás, al totalizar sólo 3.592 compraventas de viviendas.

Se trató de la undécima caída interanual en forma consecutiva y la novena en el año a tasas de dos dígitos porcentuales, estableció el reporte de la entidad. Se trata de una dato que coincide con la puesta en marcha y refuerzo de las restricciones al dólar.

De todos modos, se indicó que el monto de las operaciones repuntó respecto de los bajos registros del bimestre previo, a $1.672,5 millones, posibilitó reducir en más de 10 puntos porcentuales la tasa de caída que se había verificado en septiembre, a 32,4% respecto de un año antes. Fue equivalente a u$s353,6 millones al tipo de cambio que informa el Banco Central. En ese caso representó una caída de 39,7% interanual.

El valor promedio de los actos fue de $465.618, equivalente a u$98.439, al tipo de cambio oficial medio del mes de $4,73 por dólar. En comparación con un año atrás subió 5,2% en pesos, pero cayó 6,1% en la conversión a moneda norteamericana. En ese último caso resultó la cuarta retracción mensual consecutiva, la cual se asocia a la creciente participación de las transacciones por valores inferiores a 150.000 pesos.

Comentario:

Seguir el ritmo de vida tal como lo hemos hecho en los últimos años no funcionara y la gente ya lo está percibiendo y ha comenzado a establecer y diseñar una existencia normal, equilibrada y razonable.

La crisis actual es global y nadie se puede esconder de ella, porque todos están integrados totalmente en la economía internacional. Por esta razón, las decisiones políticas no pueden ir en contra de las decisiones económicas y puesto que sólo hay una economía esto obliga a los políticos a integrarse en uno. Así lo estaremos viendo.

Esto nunca había ocurrido antes en el mundo. Hubo crisis meramente económicas o meramente políticas o crisis sociales, pero la crisis presente es universal. Eso significa que nadie puede separarse del resto del mundo.

Fuente: La Nación

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *