Baja la actividad del volcán Copahue, pero sigue el alerta naranja

La actividad sísmica y la nube de cenizas disminuyeron en las últimas horas. De todos modos, las autoridades mantienen el nivel de alerta «por precaución».

La actividad del volcán Copahue disminuye. Así lo informó esta mañana la directora provincial de Defensa Civil de Neuquén, Vanina Merlo, quien detalló que de todas maneras se mantiene el alerta naranja “por prevención” en la zona.

«Ayer a la tarde recibimos el último reporte, la actividad sísmica que se mide es realmente baja, pero igualmente continuamos con el alerta naranja”, explicó Merlo. Y agregó que también la nube volcánica es menor: “Cada vez es más tenue. Ayer era mucho más transparente, lo que significa que tiene más vapor que ceniza”.

Pese a ello, Merlo explicó que las autoridades resolvieron “mantener el alerta naranja, por precaución”. Y remarcó que “están activados los sistemas de protección civil por una posible evacuación de entre 800 y mil personas».

Comentario:

La naturaleza siempre nos da la oportunidad como una madre, aunque, como una madre, no siempre de la forma más placentera, de trabajar juntos por un beneficio en común. En este caso, muchos podríamos pensar en que el evento sucede muuuuy al sur, alejado de la mayoría de los hogares ya que «solo» afectaría a 800 habitantes. Recordemos hace unos años el volcán que hizo erupción en Islandia ( ver :http://es.wikipedia.org/wiki/Erupci%C3%B3n_del_Eyjafjallaj%C3%B6kull_de_2010) que cerró y desequilibró el espacio aéreo en todo el mundo. Lo único que se requeriría  aquí para solidarizarnos con los habitantes, es seguir esto con al menos la intención de que se resuelva de la mejor manera, es decir que el volcán no hiciera erupción  y si aun así llega a hacer erupción  entonces desear y solicitar de los gobiernos que todo esté preparado y listo para albergar a todos aquellos que deberán ser desalojados. Esto como si hubiera alguien de nuestra familia en esa zona y estuviéramos al tanto y pendientes de que estuviera lo más seguro. Esto lo podríamos realizar como ejercicio con todas las eventualidades alrededor de la tierra, de cualquier forma … es nuestra casa, la de todos.

La funcionaria puntualizó que ese nivel de alerta «implica activar dispositivos», como «medios logísticos y lugares posibles de evacuación», e implica «estar más atentos en cuanto a la evolución del volcán».

El volcán Copahue, de 2.965 metros, situado en territorio argentino –en la frontera con Chile– comenzó su nueva erupción el sábado con la expulsión de cenizas y vapor, acompañados luego por movimientos sísmicos. Ayer se informó también de la presencia de lava en su cráter.

De acuerdo con los registros del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile, el Copahue había tenido su «última actividad» en 2000 y en 1992 se registró una «última erupción mayor».

Si la actividad del volcán se incrementara y fuera necesaria la evacuación de los pobladores de la zona de la villa de Copahue-Caviahue deberían abandonar el lugar unas 850 personas, dijo Merlo.

También la secretaria de Turismo de Copahue, Verónica García, confirmó que la situación mejora. “Ayer empezó a decrecer la actividad del volcán y, a diferencia del sábado, no hubo cenizas”, dijo.

La funcionaria desdramatizó el panorama. “Nosotros estamos acostumbrados a este tipo de protocolos y siempre ensayamos simulacros de evacuación”, dijo. Asimismo, buscó llevar tranquilidad a los familiares de los habitantes de la región. “Estamos todos perfectos”, dijo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *