Lo que tus genes pueden revelar

 Se requirieron 13 años de esfuerzo internacional para descifrar el genoma humano —el código de todos los genes que nos definen como especie—, cuyo primer esbozo se concluyó en el año 2000. Desde que se logró secuenciar el último de nuestros 23 pares de cromosomas, en 2006, empezó la era de las pruebas genéticas personales. Un creciente número de empresas privadas ha entrado en el mercado, la mayoría a través de Internet, y ofrecen analizar, por una cuota, el ADN personal en busca de marcadores específicos de enfermedades. Llamadas pruebas genéticas DTC, estos análisis ya están disponibles por unos cuantos cientos de dólares.

Sin embargo, en los últimos cinco años se ha suscitado un debate en los círculos médicos respecto a si estas pruebas ayudan a la gente o no, si son científicamente confiables o un fraude, y si en verdad predicen el riesgo de enfermedades o son inútiles. Una crítica frecuente que se les hace es que la información genómica es tan novedosa que nadie sabe aún cómo interpretarla realmente.

“Estas pruebas aún se mantienen en el campo de la investigación”, dice el doctor Greg Feero, asesor del director de medicina genómica del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano de Estados Unidos. Feero plantea dos inquietudes: “Primera, ¿esas pruebas miden realmente lo que intentan medir? Segunda, en caso de que sean confiables, ¿aportan algo importante para la salud? ¿Tienen utilidad clínica?”

Comentario:

Muy interesante artículo. La ciencia genética podría dar esperanza a muchos que padecen enfermedades que todavía no tienen una cura. Pero nos planteamos una pregunta: ¿muchas de estas enfermedades, no son generadas por nuestra manera de vivir en las últimas décadas? Porque en el caso de que la respuesta fuese «sí», se podría obtener una curación con solo cambiar nuestras rutinas diarias, con una estilo de vida más cercano a nuestros ritmos naturales.

Cuatro semanas después de haber enviado nuestras muestras de saliva, mi esposo y yo recibimos aviso de que nuestros análisis de ADN estaban listos. Entramos en el sitio web de 23andMe y leímos este mensaje: “Bienvenido a Ti”. A lo largo de los días siguientes, cada uno pasó muchas horas revisando los datos sobre sus factores de riesgo de enfermedad, probabilidad de ser portador, rasgos físicos y linaje familiar.

En cuanto a la información sobre salud, la empresa de pruebas genéticas evalúa más de 100 factores de riesgo de enfermedad, desde el síndrome de piernas inquietas hasta la psoriasis. Como algunos datos pueden resultar angustiantes o trastornar la vida, todos los clientes de 23andMe reciben los resultados sobre cáncer de mama y de próstata, mal de Parkinson y Alz-heimer “cerrados con llave”, lo que significa que debes leer un descargo de responsabilidad respecto a lo que se sabe y lo que se desconoce de las correlaciones genéticas, y hacer clic para aceptar que comprendes las implicaciones de conocer tus resultados.

Fuente: Selecciones

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *