España acordó frenar los desalojos en casos extremos

 

La Asociación Española de Banca anunció hoy el compromiso de sus asociados de paralizar los desalojos de viviendas por falta de pago de hipotecas durante los dos próximos años en los casos en los «que concurran circunstancias de extrema necesidad». En un comunicado, la patronal bancaria española puntualizó que este compromiso responde a «razones humanitarias» y fue comunicado al Ministerio de Economía y al Banco de España. La crisis económica y social que padece España volvió a mostrar su rostro más duro el viernes último, cuando por segunda vez en las últimas dos semanas, una persona se suicidó poco antes de ser desalojada de su casa, al no poder afrontar el pago de su hipoteca.

La trágica muerte conmocionó a los españoles, en un país en el que se prevén 360.000 ejecuciones hipotecarias en los próximos tres años, y donde, por el mismo motivo, ya se había ahorcado un hombre en la ciudad andaluza de Granada el 25 de octubre pasado. A ese hecho le siguió, horas después, otro intento frustrado de suicidio en Burjassot, Valencia, aunque la víctima llegó a ser hospitalizada a tiempo.

La decisión de la banca española, impulsada por la preocupación del gobierno de Mariano Rajoy, fue adoptada ante el temor a una ola de suicidios y al agravamiento de la situación por el número creciente de desalojos -en el segundo trimestre de 2012 se llegó al inquietante récord de 526 familias desalojadas por día en toda España-. El Palacio de la Moncloa había anunciado el viernes pasado el inicio de gestiones con la oposición para acelerar la reforma de las leyes vigentes sobre el desalojo, que en la actualidad priorizan los derechos de los bancos por sobre la situación social de los clientes más vulnerables a las consecuencias de la crisis.

El fenómeno del «desahucio», como es conocido en España, avanzó en forma demoledora y simultánea con la crisis: desde 2008 hasta la fecha, se produjeron 213.275 desalojos, según cifras oficiales proporcionadas por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Pero, según la ONG española Plataforma de Afectados por las Hipotecas, el número de familias afectadas en estos últimos cuatro años superaría las 400.000, dado que el propio CGJP reconoce que sus estadísticas «no incluyen» los datos provenientes de los juzgados de primera instancia..

Comentario:

La situación es muy grave y en vista de que los gobiernos están ofreciendo las soluciones necesarias nos preguntamos si dos años serán suficientes. Para nosotros es una situación que no tiene salida viable y si no se cambia radicalmente la economía, solo vamos paso a paso hacia un abismo, agravando cada día la agonía de este sistema. Así que en cuanto hagamos el cambio, podremos tener nuevas oportunidades laborales y económicas.

Fuente: La Nación

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *