El Huracán Sandy Frankestorm

Estamos ante un evento que no por ser raro en esa zona, no deja de ser una catástrofe que ha dejado tras de sí numerosas desgracias que afectan a las personas que viven en la costa este de Estados Unidos. No es el primer evento en las últimas fechas al que nos enfrentamos:  tsunamis, derrames de petróleo, terremotos, crisis económicas, sociales, educativas, etc.

Ante estos acontecimientos nos sentimos obligados a sentarnos a descubrir el común denominador al que nos estamos enfrentando, pues nos damos cuenta que a pesar de que todos intentamos arreglar los problemas, los errores se siguen acumulando unos sobre otros. Y en lugar de solucionarlos cada vez estamos más alejados de nuestras buenas intenciones.

Curiosamente vemos que nos hemos venido desarrollando tecnológicamente de tal forma que ahora el mundo se ha vuelto una pequeña aldea global, conectada, interrelacionada. Y la tecnología sigue su paso, todo para lograr que usted, yo y todos nosotros nos encontremos como dentro de esas enormes redes de pescadores: todos los peces están allí unos contra los otros.  Y parece que no queremos aceptarlo porque esto nos obliga a pensar que todos somos iguales, que estamos conectados, que tenemos que pensar en los demás, ser afectuosos, considerados,  y nuestra propia naturaleza nos lo impide.

Por lo tanto, debido a la globalidad del mundo y del hecho que el espacio físico es tan solo una ilusión, podemos deducir que nos estamos enfrentando a una nueva situación de la humanidad, a una especie de ley absoluta que tendremos que enfrentar tarde o temprano. 

Piensen en el sistema en el que vivimos: existimos en un programa de conexión, todos estamos unidos por la energía; y solo tienen que escuchar a los científicos que no cesan de decirlo. Obviamente, no los escuchamos porque defendemos nuestra individualidad, y somos completamente opuestos a estos conceptos.

Pero la evidencia está allí.  La integración está allí y nos tenemos que mostrar como una sociedad más unida, en donde cada quien se preocupe de la suerte del prójimo, como si fuera la propia, dentro de su pensamiento, en su corazón, pues de otra forma se desarrolla un desequilibro, una disonancia. Piensen en el ejemplo de los peces.  Si uno de ellos enloqueciera y quisiera actuar por su cuenta, no lograría nada dentro de la red, pero si todos se conectaran, podrían con su fuerza llevar la red hasta donde quisieran. 

¿Cómo llevar esta ley de unidad a ejecución, en que cada persona se sienta responsable de los demás? Con educación.  Pero el resultado puede ser, que al mismo tiempo que cada quien vive como una entidad bien definida con su personalidad y sus necesidades, también puede ser responsable de todas las demás criaturas del planeta. 

Estos fueron nuestros pensamientos. ¿Nos puedes decir qué es lo que tú piensas?


Imagen 1.- El huracán Sandy es uno de los más destructivos de cuantos han golpeado Haití, Cuba, República Dominicana, Bahamas y Estados Unidos en los últimos años. Los meteorólogos lo han bautizado Frankenstorm (que se podría traducir como «Frankentormenta») por la proximidad de su llegada con la celebración de Halloween
 Imagen 2.- El satélite Aqua de la NASA proporcionó esta imagen en infrarrojo del huracán Sandy acercándose a la costa de Estados Unidos que muestra las temperaturas de las diferentes nubes. Las de color morado alcanzaban la troposfera a -52ºC.
Imagen 3.-   Imagen del huracán Sandy acercándose a la costa nordeste de los Estados Unidos, captada por el satélite GOES-13 de la NASA.
Imagen 4.- Cuando el 30/10/2012 tocó tierra en la costa este de Estados Unidos, “Sandy” perdió la categoría de huracán. Además, minutos antes de tocar tierra, este frente se mezcló con otro de baja presión y perdió sus carácter tropical (formado en latitudes inferiores a los 30 grados y con masas de aire tropical de origen marino), por lo que dejó de estar considerado un ciclón tropical y fue redominado por el Centro Nacional de Huracanes como un «ciclón postropical». Sus vientos máximos sostenidos se redujeron de 150 a 120 kilómetros por hora.
Imagen 5.-  Los efectos del huracán «Sandy» son entre «un 5 y un 10 por ciento más fuertes de lo que cabría esperar de una tormenta de estas características» por el cambio climático, según el director de Análisis Climático del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica de EEUU, Kevin Trenberth. Trenberth asegura que «Sandy» es una tormenta digna de recibir el adjetivo de «histórica» por motivos como que haya elevado la temperatura del mar hasta dos grados. Ello se traduce «en un 10 por ciento más de agua evaporada alimentando esa tormenta, y en consecuencia, en un 20 por ciento más de lluvia» de lo que cabría esperar, según el experto
Imagen 6.- Una grúa gigante junto a un lujoso edificio de Nueva York cercano a Central Park, partida por el huracán Sandy.
Imagen 7.-A su paso por Cuba y Estados Unidos, el huracán Sandy arrancó árboles centenarios de raíz y lanzó viviendas por los aires, entre otros daños.
Imagen 8.-  Foto aérea de una población costera de Nueva Jersey que sufrió los efectos del huracán Sandy. Barack Obama ha declarado «zona catastrófica» las áreas de Nueva York y Nueva Jersey afectadas por los fuertes vientos y anegadas por la marejada

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *