Nuestros niños- nuestro futuro

Imagen1.-  Los niños siempre son directos, cuando están enojados o se muestran amigables; la expresión les viene de adentro, como resultado de una experiencia interior. Estas son potencialmente características humanas que mediante la educación podemos lograr que el niño desarrolle plenamente. Imaginemos cuán diferente sería humanidad que poblaría nuestro mundo.

Imagen 2.-   Fragmento de texto de Cruz Roja Internacional: Los niños son particularmente vulnerables a los estragos de la guerra. Según un estudio de las Naciones Unidas sobre los niños en la guerra, realizado por Graça Machel, “La violencia física, sexual y emocional a la que están expuestos (los niños) destroza su mundo. La guerra socava los fundamentos mismos de la vida de los niños, destruyendo su hogar, dividiendo sus comunidades y mermando su confianza en los adultos”.

Imagen 3.-  Debemos educar a los niños como los hombres que continuarán la cadena de evolución de la humanidad, no como la propiedad de los padres. Esta educación debe ser integral, que toma en cuenta a cada individuo y a su naturaleza.

Imagen 4.- El daño causado a los niños en ésta era plástica es a menudo irremediable y responsable del dolor y sufrimiento de su vida futura. ¿Qué se puede hacer?  Proporcionar a los niños un ambiente en el que puedan florecer y lograr que emerjan sus cualidades, en un clima de amor, paciencia  y comprensión, dirigido pedagógicamente hacia la unidad y amor de la humanidad. Una educación integral.

Imagen 5.- El niño ha tenido que asimilar hechos que la raza humana ha creído veraces y comprobados, que fueron adecuados en el pasado. Cada época tiene una forma distinta para dictaminar lo que cree que es apropiado. Para este nuevo siglo, es necesaria una nueva educación que sea integral, que forme al individuo con una visión humanista de la vida a fin de que ascienda al siguiente nivel de la existencia humana.  ¡HAY ESPERANZA!

Imagen 6– La pobreza es la primera causa de muerte infantil en el mundo. Eldiariomontanes.es.   Educando a las nuevas generaciones siguiendo una línea donde todos sean garantes de la felicidad y bienestar de los demás se logrará erradicar este tipo de noticias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *