Todos hemos sido alumnos de La escuela del aburrimiento

¿Has estado aburrido alguna vez? Si tu respuesta es negativa haz caso omiso a las siguientes líneas, si por el contrario, tu respuesta es afirmativa, lo que sigue es de tu interés: se trata del libro La escuela del aburrimiento del poeta y ensayista Luigi Amara.

Publicado por la editorial Sexto Piso, este texto ofrece una reflexión casi académica del aburrimiento. Estos pensamientos son vertidos por el autor a lo largo de tres capítulos: La habitación de Pascal, Una temporada conmigo mismo y Horas Muertas; así como un apéndice intitulado La internacional Bostezante.

Autores como Pascal, Baudelaire, Nietzsche,  Montaigne y Kierkegaard, por mencionar algunos, ya han hablado en sus momentos y contextos del estado de letargo. Amara hace su aporte a través de un método experimental que propone la vivencia directa a través de hacerse presa voluntaria del tedio: se adentra en una habitación para después entrar en contraste con lo que se anuncia como una terapia de choque, un viaje a Las Vegas: del aburrimiento a la supuesta diversión.

Comentario:

Nuestra respuesta a la pregunta final es la siguiente: Ahora, que también la sociedad cultural se ha dado cuenta que el sistema educativo ha llegado a su fin, lo único que hay que hacer es renovarlo por completo. Tenemos que darle una estructura totalmente diferente, empezando por los salones, la forma de utilizarlos. Por los maestros, que deberán convertirse en educadores tomando nuevos cursos que los capacite. Claramente cambiando todo el programa escolar, que todavía, a nivel mundial, tiene la misma estructura del periodo post industrial. Este nuevo método educativo ya existe. Se llama Educación Integral. Su programa cuando fue presentado a la Unesco, y sorprendió a todos por ser totalmente innovador. Así es que solo hay que preparar a los futuros educadores e implementarlo en todas las escuelas a nivel nacional.

El autor, en compañía de la soledad, emprende de forma teórica, práctica y metodológica, un análisis de la presencia de este estado de ánimo en la vida en sociedad y sus posibles consecuencias. Pero, al final, no lo hace tan sólo; mediante los planteamientos filosóficos de grandes autores y algunas de sus frases aborda al denominado “mal del siglo XXI”.

Y así, sin videojuegos, sin televisión, sin nada, Luiggi Amara despierta en su interés analítico diversos escenarios de una sociedad aburrida. ¿Por qué nos aburrimos? Se pregunta el autor mientras que, a través de recursos como la metáfora, compara al estado de ánimo con un monstruo que con una bocanada gigante, que es el bostezo, atrapa entre sus fauces a los insatisfechos.

Cuando parece que la tecnología e internet habían llegado para satisfacer de forma íntegra el entretenimiento de los humanos, el autor propone que nada sacia la sed de dispersión y no hay registro de alguna actividad lo suficientemente lúdica para atrapar la atención: Cambiarle de canal constantemente a la televisión, navegar de página en página por la red, escuchar música al mismo tiempo que se estrecha entre las manos un videojuego.

En alusión al estigma que carga el aburrimiento como una condición negativa de la que toda persona debe escapar, Luigi Amara escribe de la ansiedad de las personas por no ser etiquetados como ociosos, de ahí que se emprenda una lucha anti-aburrimiento.

¿Cuáles son los límites del aburrimiento? ¿Se pude matar por el simple hecho de estar aburrido? ¿Qué tan aburrido se necesita estar para hacer música o escribir un libro? ¿Cuántos aburridos hay en las páginas de la historia? Éstas y otras interrogantes emergen en la mente del lector y para las cuales Amara tiene respuestas fundamentadas en ilustraciones, retratos y frases que forman parte del uso cotidiano por ejemplo: Matar el tiempo y ¡Estás matando moscas!

“Un vez que comienza el bostezo, ya nada puede parar su contagio”.

Y ahora, ¿qué hacemos?

Fuente: Culturamx

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *