Prisioneros

 

Comentario:

Somos prisioneros de nuestro propio sistema, del cual en un principio nos vanagloriábamos, por nuestro estilo de vida. Dejamos de consumir sólo lo necesario para nuestra subsistencia y nos dedicamos a consumir de una forma descontrolada adquiriendo cosas que sólo nos satisfacen un momento, dando rienda suelta a nuestro ego. Nuestra prisión se llama ahora «CONSUMISMO».

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *