Respeto

 

Comentario:

Cuántas veces como padres, en medio de la noche, escuchamos esa voz que nos dice que nos hemos equivocado en el trato con nuestros hijos. Cuántas veces, cuando son mayores, pensamos que deberíamos haber actuado de otra forma.  Reconocer los errores nos hace más grandes y nos da la oportunidad de rectificar nuestra actitud.  ¿Muy impaciente?  ¿Perdiste los estribos? Reflexiona en el origen de tu problema. Pero ante todo debemos percibir que somos los artífices de ese nuevo ser, que podemos lograr que halle la plenitud.  A la base, sin presiones, el respeto de su dignidad de ser humano, el respeto de su esencia y nuestro enorme deseo de permitirle ser él mismo.  ¿Quién podría saber si este pequeño no estará destinado a encontrar la cura de una enfermedad mortal?  

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *