¡Adelante con la primavera Árabe!

 

Lo que hoy llamamos la crisis Europea, o más bien mundial, ya prácticamente no hay manera de negarla como, se trato de hacerlo durante años anteriores! Y se perdió un tiempo precioso para aplicar soluciones! Pero debemos también ver que parte del remedio es aceptar que hay una enfermedad! Hay en este artículo algo que llama la atención y es la pregunta : ¿Qué pasara si nuestro modelo social no es capaz de infundirles esperanza?

A los jóvenes, y no solamente a los jóvenes europeos, sino a todos en todos los lugares del mundo! Y de acá surge otra pregunta, podríamos decir tal vez de forma retorica: ¿realmente nuestro modelo social les infunde esperanza a los jóvenes de hoy en día? Europa ha sido el escenario en donde se han librado las dos guerras mundiales, dejando muerte y destrucción a su paso! La idea de una Unión Europea surgió de tratar de preservar a una Europa desgastada no solo económicamente, sino bajo el peso de haber perdido prácticamente en unos pocos años a toda su generación joven, de una nueva guerra.! Levantándose de las ruinas emocionales, económicas y sociales, se trata de crear un modelo, aparentemente nuevo, que los preserve de una nueva catástrofe.

Pero en realidad este modelo social, político y económico en apariencia nuevo, es nuevo solo en su forma externa, pues en realidad el sistema ideológico y cultural, que llevo a las dos guerras, seguía desarrollándose como un virus, lenta y calladamente, hasta hacer erupción hoy en día! Pues no basta con maquillar al enfermo y hacerlo ver con un buen semblante! Hay que curarlo! Y así como la ideología que hiso posible ambas guerras, se baso en un método educativo intensivo, planeado desde la base o sea los niños y los jóvenes, a las nuevas generaciones no se les brindo un sistema educativo e ideológico distinto! Se siguió creciendo y desarrollándose bajo el mismo sistema social, que tarde o temprano fracasaría a menos que las bases educativas, fueran cambiadas y el paradigma de existencia fuera replanteado! Cabe entonces acá la pregunta: ¿El propósito de la existencia de la sociedad  o del individuo, es solo garantizarle un alto estatus económico y social? ¿Y este desarrollo económico, puede estar sustentado solo bajo la base de un crecimiento ilimitado? ¿Es este el modelo de mundo que la juventud de hoy quiere? Creo que el problema no es solo infundirles esperanza!

La esperanza está en si realmente entendemos que la crisis que se está viviendo, es la esperanza para un futuro mejor, siempre y cuando sepamos reconocer que el modelo de desarrollo basado en el paradigma de una sociedad, que basa su bienestar en un consumo exagerado, mas allá de sus limitados recursos y basado en una competitividad brutal e ilógica, donde no importa a qué precio se triunfe sobre los demás! Creo, que ya esto es algo más que evidente. Este sistema fracaso! Pero, por que reemplazarlo, si es que en verdad queremos reemplazarlo! ¿Es en realidad el modelo de la primavera árabe la solución? Creo que no.

Y para ello solo basta darle una mirada a lo que sucede hoy en día en Egipto, y demás países donde este modelo ha sido llevado a cabo! ¡¡De la destrucción solo queda destrucción! Aun es posible salvar la situación, si nos podemos unir en una verdadera Unión Europea y construirla en base a relaciones de apoyo mutuo, de colaboración versus la competitividad brutal! ¡ Desde niveles de mayor igualdad social, donde se le garantice a la persona la base de su sustento por encima de la línea de la pobreza y creando entre todos un nuevo paradigma social acorde a el desarrollo evolutivo de la sociedad!

Necesito de Todos, Necesito de Ti.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *