Renace esperanza, laboratorio salvará a Cuatro Ciénegas

 

El Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politecnico Nacional, con el apoyo de la UNAM, empresarios y el gobierno estatal, echó a andar este proyecto, donde los estudiantes podrán llevar a cabo investigaciones de bacterias con la finalidad de desarrollar sistemas de biorremedación.
En este nuevo laboratorio se podrá analizar el ácido desoxirribonucleico (ADN) de la especies endémicas de Cuatro Ciénegas, varias de ellas en peligro de extinción, debido al continuo bombeo de agua que hacen las empresas cercanas y los mismos pobladores.

Gabriela Olmedo Álvarez, jefa del departamento de Ingeniería Genética del Cinvestav Irapuato, puntualizó que desde hace seis años se trabaja con profesores del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) para capacitarlos en materia científica, este conocimiento se reforzará, según la investigadora, con el nuevo laboratorio.Así mismo la investigadores resaltó los beneficios que resultan por la implementación del laboratorio, entre ellos está el impulso turísticos, al conservar la zona, y la mejora de cultivos, al investigar plagas o virus que afectan el área.

Sin embargo, lo más importante de este proyecto a nivel educativo, concluyó Olmedo, es que los estudiantes usen el laboratorio como parte de su formación, en el día a día, y que sepan que este espacio ya es de ellos.

Comentario:

México esta entre los primeros lugares de diversidad biológica en el mundo, ocupa un lugar especial el valle de cuatro ciénegas, localizado en el estado de Coahuila. En 1994 este lugar fue declarado por el gobierno Mexicano como Área de protección de flora y fauna.18 años han pasado, y deciden construir un Laboratorio de Biología Molecular del CBTA 22 que tiene por objetivo la conservación de Cuatro Ciénegas.

Las autoridades resaltan que el objetivo más importante de este proyecto es  a nivel educativo para que  los estudiantes usen el laboratorio como parte de su formación, pero también mencionan el desarrollo turístico de la zona y la mejora de cultivos. Sin embargo, si observamos lo que se ha hecho en el pasado, constatamos que nadie planifica para el futuro cuando no se captan utilidades o beneficios. Nuestro único deseo es explotar más los recursos de la tierra, producir más ganancias para finalmente desecharlos.

 Desgraciadamente no entendemos el propósito que tiene la naturaleza al crear estos valles con esta diversidad biológica, porque ni la población ni los gobiernos e instituciones científicas y educativas, comprenden hasta qué punto estos proyectos afectan a los ecosistemas y a sus habitantes. Es necesario rectificar nuestras acciones para que coincidan con el proyecto de la naturaleza, de lo contrario, seremos como una célula cancerosa en el cuerpo, que consume su entorno hasta que este muere.

Fuente: Vanguardia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *