Interconexiones


Imagen 1. Los biólogos, zoólogos, y botánicos nos dicen que el surgimiento de la vida en la Tierra sólo fue posible debido a condiciones absolutamente especiales que no existen en ninguna otra parte del Universo. La vida requiere de muchas condiciones relacionadas con parámetros como la fuerza gravitacional, la cantidad de agua, la presión, la temperatura, etc. que se cumplen simultáneamente, se concluye que todos esos parámetros forman una gigantesca fórmula. Y sólo si hacemos un cálculo muy preciso de acuerdo a esta fórmula, seremos capaces de aprender qué condiciones previas conducen al surgimiento de la vida. Sin embargo, nosotros ya estamos acostumbrados a esta interdependencia y lo damos por sentado. Excepto que la vemos  como una dependencia completamente financiera y comercial, y nunca antes requirió de nuestro involucramiento emocional. Pero últimamente vemos que la conexión entre nosotros entre nosotros ha llegado a tales proporciones que exige de nosotros una cooperación más profunda, más estrecha, y más cercana. 
 
Imagen 2. Todas las leyes descubiertas por la humanidad hasta el momento en la química, biología, matemáticas, física, e incluso en la física cuántica se reducen a una sola ley: la ley de las interconexiones. Todas estas leyes tienen dualidad, como la ley de la gravedad y la ley de repulsión, la ley del desarrollo y la ley de la degradación. Todas las leyes de la naturaleza tienen un denominador común: la intencionalidad. Estamos ansiosos por informarles que esta «nueva ley» es una ley que nos permitirá predecir el curso futuro de los acontecimientos. Se basa en la elección de la dirección, es decir, podemos jalarlo todo hacia nosotros a expensas de otros, o podemos dar a los demás al recibir todo lo esencial para la vida y cuidar de todo el sistema.
 
Imagen 3. Al investigar el Universo, descubrimos que todos los sistemas son interdependientes. Los planetas giran alrededor del Sol, mientras que sus satélites giran alrededor de esos planetas. Mientras más investigamos este enorme sistema, más claramente vemos que todos sus componentes existen en movimiento interdependiente y se influyen entre sí. El Sol nos influye también: percibimos incluso las más pequeñas erupciones solares que suceden ahí. El globo en sí es una “caldera hirviente”, y estamos viviendo en la superficie de una esfera, la cual en su interior está en llamas. Y todo esto existe en un equilibrio muy vacilante.
 
Imagen 4. ¿Está usted familiarizado con las leyes de un mundo integral? Pregunte a cualquier científico cómo opera un sistema cerrado, la armonía que existe allí y el programa mediante el cual todas las partes del sistema deben interactuar.
La Naturaleza no pide que alcancemos una armonía perfecta con ella y con los demás de inmediato. Más bien, la Naturaleza nos está influyendo ahora para despertarnos de nuestro letargo. Y nos ofrece una oportunidad de investigar más a fondo esta cuestión.
 
Imagen 5. Ejemplo de la ley de interconexiones es la simbiosis y el parasitismo. En la simbiosis, uno ayuda al otro y de esta manera, se desarrolla. Por ejemplo, durante el día, las plantas producen oxígeno como subproducto esencial de su sustento de vida y consumen dióxido de carbono, mientras que las personas y los animales hacen lo contrario. En el parasitismo, un organismo vive a expensas de otro. Los parásitos mueren al chuparle todo al organismo que ocupan, puesto que no les quedará nada sobre lo cual vivir. Todo esto son datos científicos que llevaron a la humanidad desde hace mucho tiempo a descubrir las leyes de la naturaleza. Ahora, al poner todo junto, hemos descubierto la ley de las interconexiones. ¿Qué podemos aprender de la naturaleza mientras revelamos sus secretos? Cuando cuidas de los demás, tanto tú como los demás se benefician. Cuando atraes las cosas hacia ti, los otros sufren. Entonces, tú sufres muchas veces más.
 
Imagen 6. Los pronósticos naturales como temperatura, humedad, o velocidad del viento están basados en cálculos realizados usando fórmulas extremadamente complejas, y poderosas computadoras, tomando en consideración las condiciones en todo el planeta; estas condiciones entre esos parámetros tienen tantas facetas, son tan profundas, y ricas, que incluso una sola predicción para la temperatura del aire de mañana y otros factores nos permite planear vuelos, rutas de navegación, y todo tipo de otros propósitos. Esto nos habla de la interconexión de todas las partes de la naturaleza, de cómo la naturaleza inanimada influye a la naturaleza vegetativa, la vegetativa influye a la animada, y la animada influye al hombre, mientras que el hombre, influye en todas ellas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *