WWF propone tasar recursos naturales e imponer metas de desarrollo sostenible

 

Evaluar los recursos naturales, acabar con los subsidios e imponer metas de desarrollo sostenible son tres de las propuestas que la entidad World Wild Fund (WWF) quiere que se incluyan en el documento final que se debe aprobar en la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20).

Los estados comienzan hoy en Nueva York una nueva ronda de negociaciones para que en la cumbre Río+20 del próximo junio se apruebe un documento que siente las bases de la economía verde, el acceso universal a la energía limpia o los criterios para que las agendas internacionales de medio ambiente y desarrollo vayan unidas.(Si desea seguir leyendo favor de dar Click en el enlace)

Comentario:

La cumbre de Rio+20 donde se tratara de evaluar los recursos naturales, etc. Se encuentra ahora más que nunca, ante el reto de dar “soluciones” reales y practicas a la ya larga crisis ecológica que vive el planeta. Y WWF considera que “la mejor y la última oportunidad” que se tiene. Se habla ya  de “desarrollo sostenible”, aunque muchas teorías bien enfocadas en realidad hablan de algo más real que es el “consumo razonable” y más acorde con una verdadera solución “ecológica”.

Estamos de acuerdo que el primer paso que debemos dar el elevar las personas del “nivel de pobreza”, pero lo que no está muy claro es si existe el “compromiso político” para establecer una sociedad comprometida con el tema de elevar a la población por encima del nivel de pobreza, el cual tiene que ser la base de donde debe iniciar la “nueva sociedad” de la cual partir y luego de allí si iniciar una educación para “una conciencia mundial” sobre el estado del planeta. Lo cual debe hacerse a través de una “educación integral” que incluiría la toma de conciencia de lo que significa vivir en un “mundo integral” para soluciones “Integrales” o sea que deberían incluir todos los temas ya sean, económicos, sociales, ecológicos, científicos, educación y verlos como un todo unificado y así poder dar una solución más acorde con la realidad que estamos viviendo. Ya no hay soluciones económicas que no estén relacionadas con la producción de alimentos, la educación, etc.

Esto es lo que se exige de nosotros hoy al vivir en una “aldea global”, las soluciones deben ser globales, integrales.

WWF considera que ésta es “la mejor y la última oportunidad” para poder influir en unas negociaciones que a su entender carecen de un “nivel de ambición” suficiente, por lo que pide a los estados que asuman que hay “urgencia” para resolver el reto clave del desarrollo sostenible.

La entidad considera que el texto debería establecer objetivos concretos con fechas límite para asumirlos, y pide “compromiso político” para “asegurar el acceso equitativo a la comida, el agua y la energía” y crear “economías verdes para erradicar la pobreza y promover economías sostenibles”.

Para alcanzar dichas economías verdes, WWF considera que los gobiernos deben “ir más allá del Producto Interno Bruto (PIB) y dar un valor a la riqueza natural, para medir lo que atesoramos”.

Asimismo, quiere que se establezcan indicadores que puedan comparar la calidad medioambiental de los países, “el aire que respiramos, el agua que bebemos y los bosques que nos esforzamos por preservar”.

Otra de las propuestas que la organización conservacionista querría ver incluida en el texto final de Río+20 es la eliminación de aquellos subsidios que tengan un impacto negativo en el medio ambiente y en el desarrollo de los más pobres.

Finalmente, propone que se establezcan metas de desarrollo sostenible -que combinen las dimensiones medioambiental, social y económica- universalmente aplicables, y que complementen los Objetivos de Desarrollo del Milenio -metas de desarrollo socioeconómico.

Las negociaciones que se inician hoy y que durarán hasta el próximo 4 de mayo son las penúltimas antes de la última ronda prevista en Río de Janeiro del 13 al 15 junio, justo antes de que se inicie la cumbre.

La conferencia Río+20 tendrá lugar entre el 20 y el 22 de junio, veinte años después de la histórica cumbre celebrada en la misma ciudad y que fue el punto de inflexión en la conciencia mundial sobre el estado del planeta y la necesidad de actuar para evitar o paliar la degradación acelerada a la que está sometido.EFE

Fuente: Sinembargo

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *