Te satisface hablar de ti mismo

 

Cada día nos queda más claro a todos que nuestra naturaleza humana está diseñada para recibir “placer”. Y que el hombre no movería un solo dedo para realizar acción alguna, si intrínsecamente de allí no derivara placer alguno. Y digamos que de allí podríamos derivar una definición más exacta de “ego”. Donde no es simplemente negarle algo a alguien, o no compartir mis colores con el vecino, o algo parecido.

Podríamos decir que la esencia misma del ego está basada en esa sensación de “auto gratificación” y que sin ella el ser humano no avanzaría ni habría podido avanzar hacia un desarrollo evolutivo como lo hizo hasta ahora. Pero vemos que todo desarrollo tiene un límite y así mismo debe tener una contraparte para tener una existencia real. Digamos entonces que existe en la naturaleza una “ley de opuestos”, no existiría el frio sin el calor, lo alto sin lo bajo, pues no tendríamos con que valorarlo.

 Así lo mismo, si existe el “egoísmo” existe también el “Altruismo”, esa sensación que nos llevaría y que algunas veces se despierta en nosotros, donde hacer algo en “bien” de los demás, también me hace sentir placer. Es parte de nuestra naturaleza allí “escondida” que hoy necesitamos despertar en nosotros para continuar con nuestro desarrollo evolutivo y como sociedad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *