Redes sociales VS epídemias

 

La evolución que ha tenido el fenómeno comunicativo en las redes sociales, blogs y microblogging (Twitter) podría facilitar el campo de acción de la Epidemiología, estudio de las relaciones y factores de las enfermedades que afectan transitoriamente a un grupo poblacional en un sitio determinado.

Aunque este campo científico ha sido una disciplina lenta en cuanto a su aplicación, ya que puede tomar semanas identificar y confirmar cada supuesto caso, aún si el brote de infección en el grupo es repentino, muchos investigadores ven en las herramientas digitales de comunicación una oportunidad para cambiar esta vertiente.(Si desea seguir leyendo favor de dar Click en el enlace)

Comentario:

Cada vez más, las redes sociales están presentes en nuestras vidas cotidianas. Ahora, según un estudio científico, podrían prevenir brotes de epidemias y ofrecer una respuesta más rápida en emergencias epidemiológicas.

Google News, Twitter o Facebook podrían ser las plataformas que utilicen los epidemiólogos para apoyarse en el rastreo y monitoreo de epidemias y así tener una respuesta de acción médica mucho más rápida y eficiente.

«Las redes sociales están aquí para quedarse y tenemos que tomar ventaja de esto», dijo al portal de la revista Nature Taha Kass-Hout, Director suplente de Información Científica para el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de Atlanta, Georgia, y quien defendió dicho argumento  en la Conferencia Internacional de Detección Digital de Enfermedades, celebrado el 16 de Febrero en Boston, Massachusetts. La ponencia tuvo como objetivo el ponderar modelos de tecnología líder en la epidemiología y discutir el cómo la llamada información casual, como los tweets y textos en Facebook, puede cambiar radicalmente la supervivencia de las enfermedades.

Aún así, no toda la comunidad de la salud pública se muestra lista o abierta para usar esta información en pro del análisis científico. Andrea Dugas, especialista en emergencias médicas en el Hospital John Hopkins en Baltimore, Maryland, alegó que los usuarios de información casual como herramienta de investigación deben hacerlo con una «dosis de escepticismo saludable», añadiendo que una profundización más exhastiva es necesaria para probar la fiabilidad antes de aplicarla en los planes de acción pública.

Y es que recientes estudios han demostrado que el vínculo que une la información casual y los incidentes epidemiológicos se presta a interpretaciones relativas: «Ves un incremento de búsqueda (en internet) y en poco tiempo las personas acuden a la sala de emergencias», dijo Richard Rothman, técnico en emergencias médicas para Escuela de Medicina John Hopkins, en alusión a su estudio que mostraba que los usuarios que buscaban la palabra influenza en la red, tendían a una consecuente visita al hospital.

Pero Rothman sostiene también que dicha información sería útil para la predicción en el brote de alguna enfermedad, y que existen evidencias para confiar en la consistencia y fidelidad de estas herramientas en cuanto a prevención.

Fuente: NGO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *