CICR: «Algunos problemas humanitarios aumentaron en zonas olvidadas»

La evolución de las civilizaciones es un proceso objetivo, y es imposible ignorarlo. No tomar en cuenta los cambios en la sociedad lleva a errores que persisten, e ignorar las leyes objetivas lleva a todo el mundo desarrollado hacia el colapso.
Resulta que un mundo desarrollado unilateral no puede realizar la nueva actitud de la naturaleza hacia la civilización; el hecho es que esta nos fuerza a establecer conexiones integrales, la sociedad de la garantía mutua.

Este miércoles el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) presentó en Bogotá su informe anual del 2011, en el que se destaca que algunos problemas humanitarios derivados del conflicto armado aumentaron.

 
«Nos preocupa el deterioro de la situación en algunas zonas», dijo Jordi Raich, jefe de la delegación del CICR en Colombia, y agregó que en muchos casos obedeció a «la intensificación de los combates y las operaciones militares». Pero también a «la falta de acceso de las comunidades alejadas a servicios básicos», como salud y educación. (Si desea seguir leyendo favor de dar Click en el enalce)

Comentario:

Con respecto al 2010, se incrementaron problemáticas como el desplazamiento forzado, las amenazas, la violencia sexual y los ataques contra misiones médicas y bienes civiles. El desplazamiento masivo, según cifras oficiales retomadas por el CICR, aumentó 52 por ciento. El CICR también documentó casos en los que la aspersión aérea de cultivos ilícitos afectó las plantaciones lícitas para el sustento de comunidades en zonas de conflicto.


 
Los departamentos más afectados fueron Arauca, Caquetá, Cauca, Nariño, Norte de Santander y Valle del Cauca. Según el documento, el CICR registró más de 760 infracciones al Derecho Internacional Humanitario, y benefició con sus labores de asistencia a más de 150.000 personas.
 
De otra parte, Raich señaló que el CICR revisó la situación de 4.700 detenidos por causa del conflicto, es decir, miembros de grupos guerrilleros que se encuentran presos en centros de reclusión para verificar que las condiciones en que se encuentran sean acordes con el DIH y los estándares internacionales. Sus hallazgos fueron transmitidos a las instituciones competentes, pero no se informan al público por su compromiso de confidencialidad.
 
El jefe de la delegación del CICR invitó a que el país que prospera económicamente no olvide a «la otra Colombia», es decir, las regiones apartadas a donde no llegan las instituciones del Estado y que siguen viviendo los impactos del conflicto. El informe íntegro se puede consultar en versión digital.

Fuente: Semana.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *