Rescate animal a gran escala

Rosita no tenía muchas esperanzas: vivía debajo de un carro abandonado, totalmente deshidratada y famélica; algunos médicos que la vieron coincidieron en que era mejor dejarla “de sca nsa r”, pero los responsables de Latidos Caninos pensaron que todavía no era el momento. Después de un largo tiempo y muchos cuidados, empezó a sanar :su sarna se esfumó y sus pulmones comenzaron a funcionar de forma normal. Ahora, estaba lista para ser a d o p ta d a .

 

En las redes sociales se difundió la historia de esta perrita criolla, así como cientos de sus fotos. Y es que estos nuevos espacios se han convertido en el principal medio para que instituciones protectoras de animales comuniquen sus principios y encuentren más adeptos. “La difusión es más fácil, accesible y redituable en términos de solidaridad”, arma Trinidad Sánchez Trujillo,(Si desea seguir leyendo favor de dar Click en el enlace)

Comentario:

Las redes sociales ayudan también a esos seres vivientes que a muchos les llenan la vida y les dan apoyo de todo tipo.

cofundadora de Cuidando sus Huellas. “Hemos llegado a otros sectores que de inicio no estaban interesados (en el cuidado y protección de los animales)”. Esta asociación surgió hace 24 meses y desde el inicio se consideró que debía tener presencia en redes sociales. En el primer mes de actividades tenía 39 fans en Facebook y 20 seguidores en Twitter; actualmente cuenta con 32 mil en la primera y 8 mil en el microblogging.

 

Viridiana Martínez Carmona, presidenta y fundadora de Latidos Caninos,creere que la principal tarea de este grupo –rescatar perros, rehabilitarlos y darlos en adopción– no tendría el mismo impacto si no estuviera en las comunidades virtuales. “Estar en Internet es de suma importancia para nosotros, todos los avances que hemos tenido (como conseguirle un hogar a Rosita) no serían posibles sin la ayuda de este medio”,enfatiza.

HACEN LA DIFERENCIA

De acuerdo con Gente por la Defensa Animal (GEPDA), en la ciudad de México hay 2.5 millones de perros callejeros, mientras que en el Estado de México son 3.5 millones.

Fuente http://www.eluniversal.com.mx/graficos/pdf12/rescate_animal.pdf

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *