Hablar con afecto

Si es usted políglota, es posible que tenga varias personalidades. Psicólogos de la Universidad Politécnica de Hong Kong publicaron en octubre de 2010 en Personality and Social Psychology Bulletin que estudiantes chinos nativos que hablaban inglés con fluidez parecían más decididos, extravertidos y abiertos a experiencias nuevas (rasgos de personalidad que suelen asociarse a los individuos occidentales) cuando conversaban en inglés con un entrevistador que cuando se explicaban en cantonés.


 

La etnia del entrevistador también importa. En cualquiera de los dos idiomas, los observadores calificaron a los estudiantes de más extravertidos, decididos, colaboradores y abiertos a experiencias nuevas cuando hablaban con un entrevistador caucasiano que cuando lo hacían con un interlocutor chino.
Los autores sostienen que las personalidades no son fijas. El idioma en el que habla una persona (y con quien lo habla) puede inducir a los individuos a adoptar rasgos de personalidad propios de la cultura asociada a esa lengua o persona.

Comentario:

Hablar diferentes idiomas nos hace más abiertos a nuevas experiencias, y hasta podemos adoptar la idiosincracia de la cultura asociada a ese idioma.
Fuente: Investigación y Ciencia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *